Comparte esta noticia

La escalada de violencia en Barcelona no cesa. En esta ocasión, un grupo de individuos de origen magrebí intimidan y golpean a unos camareros  de un restaurante que sólo les pedían que abandonaran el lugar.

La avanzada edad de la mayoría de estos trabajadores no sería impedimento para ser víctimas de este feroz e indiscriminado ataque recogido por unas cámaras de seguridad.

Los Mossos d’ Escuadra no deberían tener problemas para identificar a estos ‘salvajes’ y que respondan, más pronto que tarde, ante la Justicia.

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *