Carteristas copan Madrid

0
74

Madrid se ha convertido en una de las mecas del hurto de carteras y enseres personales entre los países del viejo continente. Según denuncia el diario El Mundo, en 2018 se detuvieron a 1.500 carteristas, todos ellos de nacionalidad extranjera. El 90% era reincidente.

Carteristas/@guardiacivil

Rumanos, bosnios y búlgaros aglutinan el 80% de las sustracciones al descuido. El resto se lo reparten entre personas de nacionalidad marroquí, argelinos, ecuatorianos y peruanos. Lo cierto es que el carterista español de guante blanco ha desaparecido y ahora se trata de extranjeros que actúan en grupo y de forma organizada.

Se distribuyen en grupos de al menos tres componentes, generalmente mujeres. Con gran habilidad aprovechan cualquier despiste de sus víctimas para sustraerles sus carteras o cualquier objeto de valor.  El reparto de tareas es la base de su éxito: unos distraen, tratando de impedir que sus compinches fueran descubiertos, otros roban al descuido y otros se encargan de huir con el botín.

Un procedimiento perfectamente engrasado que dura apenas segundos. Asumen pocos riesgos y la rentabilidad es muy alta.

Los lugares preferenciales donde focalizan sus fechorías es el centro de la ciudad y el Metro de Madrid, especialmente en las líneas 1 y 6. Las horas de mayor incidencia oscilan entre las 18 horas y las 20 horas.

Metro de Madrid

Aprovechan las grandes aglomeraciones de personas para pasar más desapercibidos. En el metro incluso no dudan en detener las escaleras mecánicas para provocar pequeños tumultos para cometer los citados hurtos. Otro momento crítico, coincide con la salida y entrada en los vagones. Un leve empujón “fortuito” y te han desvalijado la cartera.

Los turistas son su principal objetivo. El motivo radica en que los turistas regresarán a sus países de orígenes en un corto espacio de tiempo  y las posibilidades de personarse  a un hipotético juicio contra ellos son remotas.

Debido a la incomparecencia de los perjudicados gran parte de procesos judiciales acaban en sentencia absolutoria o directamente archivados, facilitando la impunidad del delincuente y la multireincidencia. Muchos de esos hurtos incluso ni se denuncian.

Brigada Móvil de la Policía Nacional

Para la prevenir y perseguir estos delitos se encuentran los miembros de la Brigada Móvil de la Policía Nacional. Se trata de una brigada especializada en la prevención de los delitos, la atención al viajero y el control de la utilización de los medios de transporte por la delincuencia especializada, tráfico de seres humanos y estupefacientes, entre otros, realizando estas tareas en los medios de transporte terrestres (autobús, tren, metro…) y marítimos, así como en las estaciones de las que se sirven. Pertenece a la Jefatura de Unidades Especiales.

Fuente PN

En Madrid, la intervención de la Brigada Móvil ha proporcionado resultados esperanzadores, reduciendo a la mitad los hurtos producidos en el suburbano y alrededores en 2018.  Trabajan tanto de paisano, para facilitar la detectar a los delincuentes in fraganti, como de uniforme, en aras de la prevención.

Pese a todo, queda mucho trabajo por hacer. Por lo motivos ya expuestos, la cifra negra de estos delitos sigue siendo muy elevada y la multirreincidencia ciertamente preocupante.

Los hurtos son considerados delitos leves, al perpetrarse con ausencia de violencia o intimidación, y siempre y cuando el valor de lo sustraído no supere los 400€, contemplándose simples penas de multa de uno a tres meses.

Según son detenidos, serán  puestos en libertad y ellos lo saben. En corto espacio de tiempo volverán a delinquir.

El año pasado solo ocho carteristas multirreincidentes  fueron expulsados de nuestro país. Esta medida es posible aplicarse  siendo incluso ciudadanos comunitarios. Asimismo, se dictaron 37 órdenes de alejamiento sobre el Metro de Madrid. Medidas que sin bien ayudan a suavizar las estadísticas delincuenciales, no dan una solución concluyente a la impunidad generalizada con la que operan los carteristas en Madrid.

Carteristas/@guardiacivil

La recomendación policial es bien sencilla pero ayudará a evitarte sobresaltos desagradables. La carteras y pertenencias de valor deberán ir en los bolsillos delanteros, nuestros bolsos o riñoneras debidamente cerrados y colocados siempre en lugares donde nos alcance la vista.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here