Comparte esta noticia

En el siguiente vídeo se puede observar cómo se puede pasar de víctima a autor de un delito en pocos segundos.

En el vídeo, al parecer de Brasil, muestra cómo una persona está a punto de ser víctima de un robo a punta de pistola.

La víctima se resiste y decide hacer frente al delincuente armado con una pistola. No sabemos si en un acto de valentía o locura, noquea al asaltante con apenas dos golpes.

¡Ojo, imágenes fuertes!

Pero lo que podría ser un acto heroico, queda empañado por su ensañamiento posterior.

Hay que tener en cuenta el contexto de la situación. En Brasil el índice de asesinatos por robo es infinitamente superior que en España.

Sólo en el año 2016, fueron asesinadas más de 62.500 personas en Brasil.

La violencia extrema que sufre ese país, se refleja en este vídeo. La víctima es capaz de patear reiteradamente la cabeza de una persona que se encuentra en el suelo, a la vez que le graba con el móvil, mientras le recrimina que haya querido robarle.

En España al ladrón se le podría imputar  un delito de robo con intimidación en grado de tentativa y otro de tenencia ilícita de armas.

Por otro lado, a la víctima se le podría imputar, en caso de que el agredido siguiera vivo, un delito de lesiones o incluso un homicidio en grado de tentativa. Esto sin contar el hecho de grabar lo sucedido y darle difusión, además de llevarse el arma del delincuente.

Mucho se podría debatir sobre la legítima defensa, si bien, la violencia que emplea contra el hombre una vez que está en el suelo, no deja indiferente a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *