Comparte esta noticia
Los gritos desconsolados de su madre han dado la vuelta al mundo

El suceso tuvo lugar en Arabia Saudí.

Un niño de 6 años, Zakaria Al-Jaber, fue decapitado hace días delante de su madre. Los gritos de la mujer han dado la vuelta al mundo y han revolucionado las redes sociales. Al parecer el suceso que muestra la cara más amarga de los radicales musulmanes tuvo lugar mientras madre e hijo visitaban el santuario del profeta Muhammad en Medina. Poco antes de que entraran en la zona sagrada, la mujer y el pequeño fueron abordados por un grupo de hombres que les preguntaron si eran musulmanes chiítas. La mujer dijo que sí y entonces se paró un coche frente a ellos.

La ejecución fue rápida.

Los radicales acusaron al niño de ser de la rama “incorrecta” del Islam y le cortaron la cabeza con un trozo de vidrio. La madre comenzó a gritar poco antes de desplomarse en el suelo. Desde entonces las muestras de repulsa por lo sucedido y la petición de justicia han inundado las redes sociales.

“No es importante si eres de una rama o de otra, lo que es importante es que seas un ser humano antes de nada”, criticaba uno de los tuiteros que a lo largo de las últimas horas utilizaba la foto del pequeño, convertido casi en un símbolopara mostrar la repulsa por lo sucedido.

Debemos evitar por todos los medios que esta infracultura, radical, extremista que acaba con la vida de niños y nada tiene que ver con la religión, aterrice en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *