Comparte esta noticia
La Policía Nacional detuvo en Málaga a una mujer española de 36 años por contratar servicios de telefonía a nombre de su vecina.

Se le informó de los derechos como presunta autora de un delito de estafa y otro de falsedad documental.

Al parecer la detenida accedió a la correspondencia del buzón de la vecina. De ahí se hizo con sus datos personales, los cuales utilizó para cometer la estafa.

La perjudicada tuvo conocimiento de todo, cuando le notificaron una deuda con la empresa de telefonía. Tenía a su nombre unos servicios que ella no había contratado.

En los últimos años se ha visto incrementado de forma exponencial  las denuncias de estafas de telefonía.

La gente se percata de la estafa cuando le llegan las facturas de las compañías telefónicas. Otra vía, es cuando una empresa de cobro de deudas se pone en contacto con ellos.

Mientras las grandes empresas telefónicas facilitan a los usuarios la forma de dar de alta líneas telefónicas, los estafadores, ven una oportunidad de sacar un beneficio.

Consiguen datos de las víctimas, generalmente a través de las cartas de los buzones como en este caso.

Una vez tienen los datos, llaman a las compañías para dar de altas las líneas, sacando generalmente algún teléfono de alta gama.

El número de cuenta facilitado no existe o es de otro perjudicado, lo que complica la investigación.

Cuando las compañías intentan cobrar las mensualidades, estas son devueltas.

Tras devolver unos recibos envían unas cartas de aviso de impago, generalmente a un domicilio distinto al de la víctima.

Cuando pasan unos meses, derivan el cobro a una empresa de impagos, la cual localiza al perjudicado y le notifica la deuda.

Para entonces ha pasado mucho tiempo y el teléfono móvil que se sacó al dar de alta las líneas telefónicas estará vendido o cambiado por droga. Y la factura será elevada.

Si es el caso, lo primero es recopilar toda la información disponible que pueda facilitar la empresa de impagos o la propia compañía telefónica.

Acto seguido habría que presentar la denuncia en Comisaría y remitirla a la compañía telefónica.

Uno de los consejos para evitar este tipo de estafas es evitar recibir cartas bancarias en tu domicilio. Basta con comunicarlo a la entidad bancaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *