El G.A.C. es el eterno olvidado en la Policía Nacional

0
3791
@PoliciaNacional
Comparte ese artículo

Un “patrullero” al que pondremos el nombre de “Enrique” envió esta carta a h50.

La reproducimos:

El G.A.C (grupo de atención al ciudadano) comúnmente llamado patrulleros o zetas, un grupo de policías hechos de otra pasta sin menospreciar los demás grupos que forman el amplio abanico del Cuerpo Nacional de Policía, os preguntaréis el por qué de mis palabras pues muy sencillo este grupo de policías formado en su mayoría por miembros de la escala básica con forman la columna vertebral de dicho cuerpo policial.

Son los primeros en llegar a cualquier tipo de incidencia, atracos, reyertas, tiroteos, violencia doméstica, recabar información para los grupos (judicial, extranjería etc..) y un largo etc.. A parte de su función primordial que es garantizar la seguridad ciudadana para que cada cual de las personas que se encuentran en nuestro territorio puedan ejercer sus derechos y libertades con total normalidad siendo España uno de los países más seguros del mundo, tal extremo no es casualidad es por la dedicación de miles y miles de policías en todo el territorio español.

Ahora bien, parecería extraño que este grupo de policías los cuales recuerdo conforman la columna vertebral del cual se nutren las demás áreas de la Policía Nacional serían mimados por los gobiernos, nada más lejos de la realidad es el colectivo más maltratado y me meteré en harina y desgranaré brevemente las penurias que sufren entre muchas otras.

  • Falta de medios, pues si falta de medios tanto es así que los policías se tienen que pagar de sus bolsillos material para realizar su trabajo con seguridad y calidad. Los policías han de costear de sus bolsillos botas de calidad, chalecos antibalas, linternas individuales, grilletes, peras para los equipos de transmisión etc. Y los medios que proporciona el Estado, equipos de transmisión de más de 20 años, escudos y cascos que van en cada vehículo obsoletos…
  • Vehículos, un punto oscuro con licitaciones millonarias las cuales en el producto final no cumplen las expectativas, puentes luminosos defectuosos, habitáculos minúsculos, ruedas de segunda mano y un largo etc…
  • Falta de formación, sería absurdo como refleje al principio que unos policías que son los primeros en llegar a las situaciones ya descritas no tuvieran una formación específica y variada que los forme para la multitud de incidencias de las cuales deben acudir. Sin ir más lejos de la realidad la mayor parte de la formación han de costeársela los propios agentes de su bolsillo.
  • Turnos rotatorios, pues si trabajan a turnos da igual que sea mañana, tarde o noche o festivo ellos siempre están allí, saben los peligros que acarrean para la salud y el reloj biológico del cuerpo humano trabajar a turnos pues se lo diré yo, el trabajar a turnos está demostrado científicamente que resta años de vida, sin contar el tema sentimental porque estos policías trabajan todas las fechas señaladas que os podáis imaginar ni la imposibilidad de conciliar, sabéis como cuantifica la administración este agravio con 120 euros mensuales llamados turnicidad. Cuando la mayoría de los trabajos este concepto se paga en varios conceptos nocturnidad, festivos y turnicidad.

Por lo tanto sería de justicia que a estos miles de policías los cuales son el buque insignia del Cuerpo Nacional de Policía, ya que cualquier persona de a pie le dices que describan la policía y describirían a un patrullero, que trabajan de forma precaria se les reconociera una especialidad con un nivel superior, una formación multidisciplinar específica, unos medios adecuados en cantidad y calidad acorde a su labor así como una actualización de las retribuciones de la turnicidad ya que no se ve compensado ni por asomo con esos 120 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here