En libertad un maltratador por no querer denunciarlo su pareja

1
58
Una mujer de Alicante en “riesgo extremo” no ha querido denunciar a su pareja después de ser agredida por él.

La hermana fue la que avisó a la Policía Nacional para que auxiliara a la víctima tras escuchar llantos desde el interior de la vivienda.

La Policía Nacional, tras perdonarse en el lugar,  tuvo que solicitar la  colaboración de los bomberos para acceder al domicilio.

Zeta Comisaría Centro Alicante. Fuente Policía H50

Sin embargo, el varón de 29 años, detenido por quebrantar una orden de alejamiento y por malos tratos a su pareja de 20 años,  ha quedado en libertad provisional y sin fianza.

Todo ello pese a que la mujer que está catalogada como “riesgo extremo” según el sistema de clasificación para mujeres maltratadas.

Esto es el nivel más alto para catalogar a una mujer que ha sido maltratada, debiendo extremarse todas las precauciones.

Entre otras medidas, precisa escolta policial las 24 horas del día.

Una vez llegó a golpearle con la silla de su hijo con el bebé dentro.

Según comunicó la propia víctima a los policías que se personaron en el domicilio, su pareja había forcejeado con ella y le había empujado.

La detención fue llevaba a cabo por miembros del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Comisaría de distrito Centro de Alicante.

Comisaría Centro Alicante. Fuente Policía h50

El detenido fue informado de los derechos que le asisten como presunto autor de los delitos de quebrantamiento de orden de alejamiento, malos tratos, atentado agente de la autoridad y allanamiento de morada.

Este último delito, fruto de huir de los funcionarios de Policía, saltando al patio interior de otro domicilio.

La chica de 20 años y su bebé de menos de 6 meses, viven ahora en una casa ocupada en el barrio de Virgen del Remedio.

Esta es la otra cara de los malos tratos. Víctimas de violencia de género que tras sufrir una agresión, deciden no denunciar.

Tras intentar entrar durante una hora al domicilio, llamando a la puerta, escucharon lloros de la mujer. Por lo que se solicitó presencia de los bomberos para abrir la puerta y acceder.

La víctima manifestó a los policías actuantes que su pareja es muy agresivo, que le ha pegado en muchas ocasiones. Una vez llegó a golpearle con la silla de su hijo con el bebé dentro.

Por último contó que había denunciado varias veces a su pareja, pero siempre volvía con él. Tenía intención de volver a denunciarle.

Pero lo cierto es que al día siguiente no quiso presentar denuncia contra él, siendo el principal motivo de su puesta en libertad.

Esperamos que no sea la próxima víctima mortal por violencia de género.

1 Comentario

  1. Me Perdonen pero no entiendo a los jueces no se puede actuar de oficio
    Luego suceden los hechos y resulta que les hecha la culpa las fuerzas armadas por no actuar con la debida diligencia
    Craso Error de eso ni hablar sino fuera por la Policía Nacional y la Guardia Civil no se podría ni andar por la calle..Ánimo y Adelante..Viva las Fuerzas Armadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here