La decisión acertada sobre la elección del DAO: “Profesional, líder y con extraordinaria reputación entre sus subordinados”.

0
3830

Jose Ángel González Jiménez se trata de un mando policial de inusual buen trato a sus inferiores, con una sólida formación y experiencia en todas las especialidades de la Policía Nacional, donde con acierto y rigor ejecuto decisiones para finalizar con el reino de taifas en el que se había convertido dicha institución.

El Comisario Principal Jose Ángel González, conocido como “Jota” en el cuerpo, se le puede describir como “un mando muy completo” y “de extraordinaria reputación entre sus subordinados”.

De una sólida formación recibida en la Academia Militar de Zaragoza, pasó en 1984 directamente a dirigir unidades especializadas en control de masas, donde ejecutó el mando durante 16 años la VI UIP con base en Valladolid. Después de ascender a Comisario en 2002, pasó a hacerse cargo de la Brigada de Extranjería y Documentación de Alicante, que en esos años y durante el proceso de regularización de 2002 y que controlaba el ferry diario, Alicante-Orán, era de las más activas de España.

En 2005, se hizo cargo de la Comisaría Provincial de Valladolid, donde tuvo que afrontar el desmantelamiento de los grupos de crimen organizado especializados en el tráfico de heroína que controlaban el área de venta de esa sustancia más grande del norte de España (Barrio de la Esperanza).

Después de ascender a la categoría de Comisario Principal, fue nombrado en 2014 como Jefe Superior de Policía de Melilla en una época complicada en lo que a saltos de vallas se refiere. En 2017, pasó a dirigir la Jefatura Superior de Aragón.

Por tanto, se trata de un responsable policial con experiencia en todas las áreas operativas de la Policía Nacional.

Destacable trato humano a sus inferiores: El actual DAO arrastra desde los años ochenta, una inusual buena fama entre sus subordinados. De trato recto, pero destacablemente agradable y tan cercano como próximo, con los policías de las escalas más bajas.

En el plano profesional se le puede denominar como un policía sin adscripciones políticas conocidas, de corte estrictamente profesional, de perfil perfeccionista, metódico y muy activo en la lucha contra la delincuencia urbana, como organizada y un auténtico líder en el mando de unidades grandes. Donde no es nada complicado verle al frente de registros, detenciones y operativos delicados, dispensando un trato tan cercano como inusual de los efectivos a su mando.

Autor: Antonio Abarca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here