Comparte esta noticia
El fiscal le ha retirado uno de los cuatro delitos de lesiones al entender que existía legítima defensa. Por lo que ha reducido la solicitud de prisión de 20 a 16 años.

El policía local de Sevilla, Casimiro Villegas, ha visto como el fiscal ha retirado la acusación de uno de los cuatro delitos de lesiones. Ha entendido que actuó en legítima defensa, pero mantiene los otros tres. Esto implica que la pena solicitada se rebaje de 20 a 16 años.

En la última sesión del juicio celebrada en la Audiencia de Sevilla, el fiscal rebajó la petición de la pena. Pero sólo ha reconocido la eximente completa por legítima defensa en uno de los cuatro delitos de lesiones de los que se le acusa.

Por otro lado, los cuatro delincuentes que irrumpieron en su vivienda la noche del 29 de marzo de 2011, se enfrentan a penas de 3 y 5 años de prisión por robo con violencia e intimidación.

El fiscal ha reprochado la falta de veracidad imperante durante el desarrollo del juicio, debido a las numerosas contradicciones en las que han incurrido tanto los asaltantes como el policía.

En todo caso, se ha reconocido el intento de robo en la casa del agente, que fue frustrado por el propio policía.

El fiscal expuso que “se produjo un robo con fuerza en la vivienda, convirtiéndose en un robo con violencia”.

En cuanto a la declaración de Casimiro, el fiscal manifestó que existen contradicciones en cuanto a los disparos practicados.

No se dirigieron a las ruedas como dijo el agente, ni tampoco al aire. Su intención era parar el vehículo a toda costa. El tiro no fue instintivo, le dio tiempo de dar una vuelta por la parcela y situarse al lado del vehículo y disparar.

Tampoco cree el representante del Ministerio Fiscal que los asaltantes abrieran fuego contra el policía con una escopeta, tal y como sostiene Casimiro.  Cree que el arma no existe por más que se haya querido probar, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *