La guerra, los orígenes de nuestros actuales K9

0
222
Comparte ese artículo

Dicen que los buenos amigos, los de verdad, irían contigo al fin del mundo. Y el mejor amigo del hombre no iba a ser menos. Hoy hablaremos del papel de los perros en el infierno que las personas hemos creado desde el inicio de los tiempos, la guerra.

Cuando el perro se acercó al hombre, éste vio en él no sólo a un noble compañero, también a un animal de trabajo fuerte e inteligente, y por ende, válido para la guerra. Desde los enfrentamientos en la antigüedad, hasta la actual guerra global contra el terrorismo, y pasando por las contiendas bélicas de los grandes imperios de antaño o las dos Guerras Mundiales, el perro siempre ha tenido un papel dentro de estas hostilidades entre los pueblos.

Batallas de la antigüedad

Aristóteles habló en ciertas ocasiones sobre los perros, donde destacó su valor, que los llevaba a enfrentarse a animales de mayor tamaño con tal de proteger a su rebaño. En la batalla de Pelusium (525 a.C) entre persas y egipcios tuvo lugar el asedio de Pelusio. El rey persa Cambises II, ante la férrea defensa de la ciudad por parte de las tropas del faraón Psamético, ideó poner delante de sus tropas animales sagrados por los egipcios. Entre ellos, y según el teórico militar del siglo II Polineo, se encontraban los perros. Los egipcios, con el fin de no herir a sus divinidades, bajaron sus armas. Con ello Cambises II puedo penetrar hasta el corazón de Egipto.

El historiador griego Estrabón resaltó el uso de los perros de guerra por parte de los celtas, señalando que los equipaban con collares revestidos con puntas de hierro, así como con planchas aceradas para cubrir su cuerpo. También existe constancia del uso de perros por parte de los pueblos germánicos, como los Cimbrios, que utilizan a estos animales como defensa para sus campamentos y carros. En estos carros iban diferentes familias, y cada una estaba protegido por un perro.

En un manuscrito de la Biblioteca Nacional de Francia, y que data del siglo XIV, se encuentra este pasaje: “Los dogos están enseñados a morder con furor al enemigo. Van armados y defendidos por cuero […] Los caballos, hostigados por las mordeduras, huyen en desorden.” Como vemos el uso de los perros con equipamiento específico para el combate se viene usando desde hace siglos, no es algo nuevo.

En la conquista española de América también estuvieron presentes los canes, y gozaron de gran importancia. Pudiendo destacar a Becerrillo, un alano español que se convirtió en un héroe para las tropas castellanas por su gran valía en las contiendas. Según diferentes teorías, este perro murió tras el impacto de una flecha envenenada cuando trataba de liberar a su amo, el capitán Sancho de Arango.

Su hijo Leoncillo acompañó a Núñez de Balboa, su dueño, en numerosas batallas. Pudiendo destacar el descubrimiento del Mar del Sur (Océano Pacífico), siendo este perro uno de los primeros europeos en divisar esas aguas junto a su amo.

El Marqués de Santa Cruz de Marcenado, en sus reflexiones militares y políticas, habla de que Felipe V mantenía en 1702 en Porto Ercole y en el Fuerte de la Estrella una guardia de perros que vigilaban a los austriacos que guarnecían en Orbitello. Dichos perros pertenecían a los destacados encargados de practicar reconocimientos, y gracias a su olfato guiaban a las tropas hacia las posiciones del enemigo. El Marqués de Santa Cruz también cita la importancia de los perros como medio de correspondencia: “En lugar de palomas mensajeras pueden cogerse 5 perros, los cuales, desde cualquier punto a los que se los lleve, saben volver a casa de sus amos.”

Guerras del siglo XX

Si nos adentramos en siglo XX, también lo haremos en las Guerras Mundiales, donde el trabajo de los perros se especializó en tareas concretas.

Durante la Primera Guerra Mundial los canes desarrollaron diferentes tareas. Por un lado sirvieron como enlace de trincheras, es decir, como medio de correspondencia que ya hemos citado. Además de la búsqueda de heridos, transporte de municiones, armas, alimentos y soldados heridos. Incluso se utilizaron para desplegar líneas de teléfono.

Instalación líneas de teléfono

Pero quizás la tarea más importante que hacían en las trincheras era la de acompañar a los soldados. Un perro significa tener una presencia doméstica, un recuerdo del hogar, y en cierta medida ayudaban a los soldados a sobrellevar las duras condiciones de la Guerra.

Podemos destacar al Sargento Stubby, mascota oficial del 102° Regimiento de Infantería del US Army. Además de reconfortar a los heridos y servir de entretenimiento, también se convirtió en un héroe. Este perro callejero fue herido en su primer año de servicio durante un ataque de gas. Tras recuperase y volver al frente, advertía a sus compañeros cuando se producían ataques con gas.

Sargento Stubby

Durante la Segunda Guerra Mundial fueron empleados, especialmente por el Ejército Rojo, en una tarea suicida. Los conocidos perros antitanque o panzerabwehrhunde en alemán, cuyos carros eran el objetivo de estos perros. El ejército norteamericano también utilizó este animal en la contienda, pero no como arma antitanque. En el Pacífico sirvieron entorno a 450 perros con los Marines.

Durante la guerra de Vietnam las labores de los perros y sus guías se focalizaron en explorar túneles, seguir rastros, protección de puestos o bases, etc. Cabe destacar que la labor de estos animales en Vietnam ayudó a reducir el número de bajas en emboscadas, así como detectar túneles, zulos con municiones y campamentos enemigos. Por ello, los perros y sus guías se convirtieron en objetivo.

Perros de trabajo y su equipamiento

En la actualidad, gracias a la tecnología y al perfeccionamiento de las técnicas de entretenimiento la utilidad de los perros ha aumentado significativamente. Con los despliegues en Irak, Afganistán, Siria y África los perros han seguido demostrando su valía. Posteriormente hablaremos de alguna operación interesante transcurrida en los últimos años, pero antes vamos a citar las especialidades de los perros de trabajo y su equipamiento.

Entonces, ¿cuáles son las especialidades más significativas de los MWD (Military Working Dog)?

-EDD: Perro detector de explosivos.

-NDD: Perro detector de drogas

-SSD: Perro especializado en búsqueda, trabajan a distancia del guía para encontrar explosivos

-CTD: Perro de rastreo en combate. Rastrean a quién puso el explosivo

-MPC: Perro multipropósito

-CAD: Perro de ataque

Y si nos metemos en el tema táctico, ¿que equipamiento podríamos citar?

Gafas de protección como las Rex Specs, Chalecos con protección balística y chalecos Molle de diferentes marcas. Pero lo más interesante es lo que se puede montar en el chaleco.

El K9-ISR es un sistema que se instala en el chaleco del perro y permite usarlo en labores de reconocimiento. Dispone de cámaras para que el guía pueda conoce en todo momento la posición del perro y micrófono para poder guiarlo a distancia.

¿Como un robot? No, mejor. Esto permite, por ejemplo, enviar al perro dentro de un edificio y gracias a las cámaras que trasmiten en tiempo real y al intercomunicador guiarlo dentro del inmueble hacia puntos de interés. El GEO de la Policía Nacional probó hace un tiempo este sistema pero no lo adoptó.

Otros sistemas de este tipo pueden ser el TSE Recon K9 Camera, el Core K9 Camera de Tactical Electronics o el K9 Vision System.

Los E-Collar también son bastante utilizados. El guía a través de un control remoto da leves descargas al perro a modo de órdenes. Luego comentaremos uno de los múltiples casos donde se ha usado.

Los ‘patucos’ que se han visto en cierta ocasión son para proteger al perro en zonas con mucho calor y ante cortes que puedan producir los cristales u otros materiales punzantes que suele haber en las zonas en las que actúan. Antes de pasar a comentar algún hecho reciente con K9 diremos que estos perros pueden realizar lanzamientos en paracaídas, helocasting, saltar desde helicópteros a cierta altura, ser izados, etc.

Operaciones recientes en el ámbito militar

Hablaremos ahora de algún hecho significativo de los K9 en operaciones recientes de la mano de testimonios de operadores del DEVGRU (SEAL Team 6).

Cabe destacar que siempre que se pudiera, los miembros del equipo querían que tuviesen un perro empotrado con ellos. Vamos a comentar algún hecho significativo.

Durante una Acción Directa en el verano del año 2009 en una montaña a 2.500 metros de altura situada 2 horas al sur de Kabul, varios insurgentes huyeron en plena noche de la zona mientras se producía un tiroteo entre otros objetivos y los operadores del equipo del DEVGRU. Algunos de éstos trataron de huir montaña abajo y fueron abatidos.

Sin embargo uno de ellos permaneció oculto en una zanja cercana esperando para atacar al equipo. A pesar de que los SEAL contaban con GVNs, fue el perro del equipo quien encontró al talibán oculto. En otra acción durante ese mismo despliegue falleció el perro de asalto empotrado al equipo y un SEAL resultó herido. La operación tenía como objetivo la liberación del soldado del US Army Bowe Bergdahl, retenido por los talibanes después de que desertara unos meses antes. El perro del equipo falleció por varios impactos de bala cuando durante el asalto entró en primer lugar. El soldado retenido no fue encontrado en ese lugar.

“Cairo”, perro que también trabajó con el DEVGRU, ha sido partícipe en acciones de gran importancia. ¿Queréis conocer alguna acción de este perro? Vamos allá. A finales del año 2009 integrantes del DEVGRU embarcados en 2 MH-60 Blackhawk perseguían a un grupo de talibanes en diferentes motos, cuando éstos se separaron, los pájaros hicieron lo propio. Uno a por cada grupo.

Los fugitivos que perseguía el ‘Helicóptero 1’ abandonaron las motos y se refugiaron en unos árboles situados en una colina. El pájaro aterrizó en la parte baja y los SEAL desembarcaron e iniciaron la caza. En cuanto posaron los pies en tierra comenzó un tiroteo donde los operadores del DEVGRU se encontraban en desventaja táctica al estar los talibanes en una zona elevada. Este equipo se dividió en dos para franquear a los insurgentes. En uno de los equipos iba ‘Cairo’, un pastor belga malinois.

Siguió el rastro a un insurgente hasta que lo encontró en un árbol, desde donde disparó una ráfaga de AK sobre él. El guía de Cairo, al oír los disparos, utilizó un mando a distancia que enviaba una señal al collar del perro dándole una leve descarga como orden de regreso. Cuando llegó vieron las heridas y el médico del equipo lo trató como si fuese un SEAL más, lo era. El equipo solicitó una evacuación médica para Cairo y fue llevado hasta Bagram, donde embarcaron al perro en un avión de la USAF rumbo a Alemania. No sólo se recuperó de sus heridas, sino que al tiempo participó en la operación que acabó con la vida de Osama Bin Laden.

Por desgracia no siempre hay un final feliz. Durante el asalto al piso de Saint Denis donde se encontraban terroristas relacionados con los atentados de noviembre de 2015 en París, falleció ‘Diesel’, K9 del RAID. Y más reciente la DSI holandesa perdió a su perro ‘Robbie’, durante un incidente en Schiedam en mayo de 2018.

Sin embargo la labor de los perros en este tipo de operaciones es vital, siendo cientos las vidas que han salvado gracias a su intervención. Cuando para ellos no deja de ser ‘un juego’ para conseguir su pelota o juguete como premio.

Artículo dedicado a los héroes de 4 patas, y por ende, también a sus guías.

Realizado por @Tacticalporn (Twitter)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here