Comparte esta noticia

La Policía Local de La Laguna procedió a la detención de tres individuos, dos españoles y un rumano, por el asalto de una vivienda de Bajamar (Tenerife), la noche del pasado martes. Se llevaron una caja fuerte y un gato egipcio después de golpear e intimidar con un cuchillo a su morador. 

@policialalaguna

Los hechos se produjeron sobre las 23 horas,  en una casa situada en la carretera general de Bajamar, localidad costera de San Cristóbal de La Laguna. La víctima, un varón  de 27 años, abrió la puerta confiadamente tras oír sonar el timbre. Para su sorpresa, dos individuos encapuchados irrumpirían en su domicilio violentamente.

A base de patadas y puñetazos conseguirían reducirlo y tirarlo al suelo. Acto seguido, al parecer bajo la amenaza de un cuchillo en el cuello, le exigirían que les entregara la caja fuerte de la vivienda. Todo parece indicar que conocían la existencia de dicha caja, aunque eso pertenece al seno de las investigaciones.

La paliza propinada por los asaltantes provocaron a la víctima heridas sangrantes en la cabeza, oreja y en la boca. Los gritos de auxilio de éste, que se encontraba en el suelo atado con cinca americana,  alertaron a los vecinos, lo que propició la precipitada huida de los delincuentes. Fuera, les esperaba un tercer atracador, en el interior de un vehículo, con el motor en marcha preparado para escapar.

Los atracadores consiguieron llevarse la caja fuerte (cuyo depósito se desconoce) y un gato egipcio, cuyo valor en el mercado puede superar los 1.000€. Un vecino, que acudió al escuchar los fuertes gritos, consiguió arrebatarles, tras un forcejeo,  una caja de relojes que también pretendían llevarse.

Este vecino, clave en la resolución de los hechos, aportó a la Policía Local los datos de matrícula del Kia Sportage en el que llevaron a cabo la fuga, la cual no duraría demasiado.

@policialalaguna

La Policía Local estableció un rápido y, perfectamente coordinado, dispositivo policial, cubriendo todos los puntos claves de posibles escapatorias, consiguiendo interceptar poco después a los tres individuos, un varón de 46 años y dos de 20.

El atracador que viajaba en la parte trasera, con la caja fuerte sutraida entre las piernas, llegó a propinar una fuerte patada en la cadera de uno de los agentes para evitar su detención.

Los tres individuos, dos españoles y un rumano residentes en La Cuesta,  fueron detenidos acusados de los delitos de detención ilegal y robo con violencia e intimidación. El botín fue recuperado excepto el gato, cuyo paradero se desconoce.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *