Comparte esta noticia

Con los últimos acuerdos adoptados por los grupos parlamentarios en la Comisión de Interior se desprotege a los policías y quedan expuestos ante la delincuencia tanto ellos como sus familias.

Acuerdo para desproteger la imagen de los agentes policiales

Los grupos parlamentarios, a falta de votación, han alcanzado un acuerdo en la Comisión de Interior para despenalizar la toma de imágenes de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad siempre que las mismas no supongan una amenaza o peligro para los policías y sus familias, dejándolos si cabe más desprotegidos que en la actualidad, debido a la subjetividad y la inmediatez del cálculo de la posible amenaza.

La legislación actual en sus infracciones graves pueden acarrear multas que oscilan entre los 600 y 30.000 euro, como la señalada en el apartado 23 del artículo 36 de la actual Ley de Seguridad Ciudadana, que tipifica como infracción grave el el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación.

Infracción grave el tratamiento de una imagen sin consentimiento

Si bien los agentes policiales ya están siendo informados por sus representantes sindicales que la Agencia de Protección de Datos castiga como infracción grave el tratamiento de una imagen sin consentimiento de su propietario, y tratamiento es simplemente capturar una fotografía de una persona sin su permiso.

Así como la difusión de la función policial es competencia exclusiva de las autoridades, la imagen es propiedad única del agente, y es él, de forma particular, el que puede denunciar ante la Agencia de Protección de Datos el simple hecho de la realización de las fotografías, o su difusión.

La Agencia de Protección de Datos, un arma real de los policías

La Agencia de Protección de Datos y su capacidad sancionadora, multas de hasta 300.000 euros, es la nueva arma empleada por los agentes policiales para salvaguardar su imagen.

Respaldados por sus sindicatos y/o representantes jurídicos, amenazan con saltarse la nueva norma legislativa iniciada a propuesta de Unidos Podemos y que no es otra que tumbar la actual Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como la “ley mordaza”.

Esta problemática, ya fue expuesta por Policía H50 en el artículo “La Agencia de Protección de Datos, nueva aliada de los policías”  .

Si pinchas en él dispondrás de las primeras resoluciones que avalan esta nueva arma policial.

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *