Comparte esta noticia
Cada día es más habitual, este tipo de  delincuentes no tienen reparos y apuran hasta el último momento para consumar el delito. En el momento que acude la Policía Nacional o la Guardia Civil, tras la activación de la alarma en una nave o empresa, huyen a toda velocidad. Lo hacen a velocidades que superan incluso los 180 km/h. En su huida no dudan en practicar una conducción temeraria mostrando un evidente desprecio por la vida de los demás, y por la suyas propias. En ocasiones, los agentes optan por suspender persecuciones en curso, previniendo resultados más lesivos. Nosotros tenemos límites, los delincuentes no. En otras, el accidente es inevitable. Para perpetrar sus delitos, en la mayoría de los casos robos en establecimientos a través de alunizajes . Siempre actúan de noche, aprovechando la falta de luz y el cierre de locales comerciales y naves de almacenaje.

Los aluniceros suelen emplear vehículos de alta gama y de gran cilindrada. Entre sus preferidos se encuentran los BMW X5, X3 y de la Serie 5, y los Audi A6 y Q7.

La madrugada del pasado 8 de diciembre, en Madrid, fue especialmente tensa, un robo con fuerza en Móstoles, poco después en Usera, y al poco tiempo en Leganés. Se trata de delitos que necesitan escasa planificación y grandes rentabilidades. Estos robos suelen cometerse utilizándose al menos dos coches. Actúan en grupos reducidos,  4 o 5 jóvenes de entre 18 y 25 años, vestidos con ropa deportiva de color oscuro y con sudaderas o chaquetas con capucha. En una de las persecuciones uno de los vehículos  se accidentó, un BMW X3, rompiendo el cárter y dejando tras de sí un rastro de aceite. Aún así consiguió eludir a la Policía y en plena fuga, se detuvo en una gasolinera dónde un cliente estaba repostando, con gran violencia lo apartaron de su vehículo y se lo robaron, en este caso un Audi A6.
Los hechos fueron grabados por las propias cámaras de la gasolinera. Tanto la Policía Nacional cómo la Guardia Civil han abierto una investigación conjunta para esclarecer estos robos, ya que todos ellos han sido cometidos por la misma banda de aluniceros. Otro artículos relacionados: Semana negra para los aluniceros en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *