Nuestra condolencia al abogado de La Manada

1
71
Comparte ese artículo

El debate abierto estos días con las resoluciones judiciales sobre La Manada ha vuelto a enquistar las posiciones sociales.

Aparecen posicionamientos políticos que buscan atraer simpatías públicas, sin esperar el resultado de la justicia, grupos de presión, programas específicos con intensos debates en tv…

Se hará largo, el Tribunal Supremo, última instancia, posiblemente tarde más de un año en decidir.

Hasta entonces los miembros de La Manada permanecerán en libertad, nos guste o no, dado que así lo ha decidido un Tribunal amparado por un mandato constitucional.

Hemos visto también a un abogado, un profesional, defendiendo legítimamente a unas personas acusadas de un delito.

Este abogado, Agustín Martínez, cumple con su trabajo y realiza su función, asume y afronta su responsabilidad, sin acudir a estrategias procesales.

Dos veces se ha suspendido la vista oral para decidir sobre la situación actual de los cinco acusados. Las dos a petición de la acusación, compuesta por dos abogados, alegando motivos personales para retrasarla.

Desconocemos esos motivos, entendemos que sobradamente justificados, ponderando el interés de su defendida, para que esas personas no continúen en libertad.

Todo normal, excepto que el día en el que al fin se celebró la vista, quien más motivos tenía para suspenderla era precisamente Agustín Martínez. Su suegra con tratamiento de madre, había fallecido el día 24. La enterrarían el 25, en Navidad. No pudo asistir con su mujer a ese entierro, el 26 se celebraba la vista y viajaba desde Sevilla a Pamplona.

Es el lado humano de un hombre que compareció ante los medios para ser preguntado si: “¿usted estaría tranquilo como padre si supiese que su hija va a compartir local en la fiesta de Nochevieja con los miembros de ‘La Manada’? o “quiero saber si usted entiende que haya madres sevillanas que no están tranquilas” …todas las preguntas, como vemos, tenían relación con el proceso. Aunque, en este caso y con tanto interés en juego, lo de menos es precisamente el proceso …

Te acompaño en el sentimiento Agustín, mucho ánimo.
Agustín Martínez/ Archivo

 

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here