“Nunca te fies de un policía que suda”

En el pueblo de La Duda, frontera de España y Portugal, se produce el asesinato de una mujer durante el verano tórrido de 1935

0
624

Columna de Ricardo Magaz. “CRÓNICAS DEL NUEVE PARABELLUM”.

NUNCA TE FÍES DE UN POLICÍA QUE SUDA

Antonio Gómez Rufo (Madrid, 1954) es un escritor al que el género policíaco le viene como anillo en el anular. Una veintena de obras y un sinfín de galardones respaldan su trayectoria literaria. “Nunca te fíes de un policía que suda”, Premio Valencia de Novela Negra, es uno de sus últimos libros donde rescata la narrativa rural criminal.

En el pueblo de La Duda, frontera de España y Portugal, se produce el asesinato de una mujer durante el verano tórrido de 1935. La aldea apenas tiene dos calles. Una lusa y otra española. Desde Madrid mandan al inspector Tirso Salcedo, un sabueso resabiado que no soporta el calor y del que todos recelan porque realmente todos tienen algo que callar.

Don Venancio, un cura “ateo, gracias a Dios”; don Aurelio, el alcalde del eterno palillo en la comisura de los labios; don Julián, el médico aspirante a masón; o Tobías, el cantinero burlanga imprimen una atmósfera costumbrista de personajes rurales antihéroes que mantienen al lector expectante hasta la última línea.

Con un desenlace sorprendente, como se espera de una faena detectivesca aseada, “Nunca te fíes de un policía que suda” pone de manifiesto, una vez más, que no es necesario abusar de la “casquería” para que una novela negra alimente el interés y la tensión. Antonio Gómez Rufo lo logra con lucimiento. Nada en exceso. Magnífico relato.

(*) Ricardo Magaz, autor del artículo, es profesor de Fenomenología Criminal en la UNED, ensayista y miembro de la Policía Nacional (s/a)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here