Comparte esta noticia

Te vas de casa y piensas… Bueno, sólo me voy un par de horas, ni cierro la puerta con llave.

Pero estás saliendo por el portal y te dices, pero qué cuesta girar la llave, vuelves y le das cuatro vueltas a tu cerradura de la marca Ezcurra, así te quedas más tranquilo.

Pues no, en estas últimas semanas tenemos asentado en Madrid un grupo organizado, muy bien organizado.

Te vigila, controla tus horarios, tus rutinas, qué haces de lunes a viernes y aprovecha tu ausencia para en menos de dos horas llevarse lo más valioso de tu domicilio.

Saben que la marca de tu cerradura es Ezcurra, una buena cerradura que muchos tienen en la puerta de sus hogares, es lo que la hace vulnerable, y que les llevará menos de un minuto abrir de un modo silencioso para acceder a tú casa.

Utilizan el método “bumping”, una técnica que consiste en la apertura del bombín de cerraduras de forma limpia, sin rotura, mediante la percusión de sus pitones a través de llaves manipuladas para ello, las llamadas llaves ‘bump’, llaves que cualquiera puede adquirir de forma legal, aunque su uso sea ilegal.

Y ya está, te has ido a hacer la compra, uno de ellos abre la cerradura, desvalija tu casa, mientras otro espera vigilante por si tú vuelves inesperadamente.

Dos horas más tarde, te encuentras la puerta cerrada únicamente con el resbalón, sin daños, y cuando accedes a tu vivienda todo está revuelto, resulta inquietante…

No sabes si te han robado, o sólo te han desordenado tu casa, hasta que compruebas que te falta ese dinero, esas joyas, o esos dispositivos electrónicos.

Es un robo rápido, no se llevarán tu tele o elementos voluminosos, irán a lo fácil, lo que puedan meter en su mochila.

Tú llamas a tu seguro, y te dicen que denuncies, acudes a Comisaría y te preguntan, era una cerradura de la marca Ezcurra, asientes, Ah!! Suele pasar, será la respuesta del compañero.

Envías la denuncia a tu seguro, pero no hay fuerza, no  hay daños, hasta consideran que has podido cometer una negligencia y por eso te han robado.

Al final no te devuelven la cantidad que te han robado y que tu póliza cubre, no, te hacen una oferta que saben que tú aceptarás porque no querrás acudir a un contencioso.

Y al final, quién es el culpable de todo esto, es evidente, EL LADRÓN, pero nosotros debemos poner medios para impedir su objetivo, si tienes una cerradura de la marca Ezcurra y no quieres que te roben, solo podemos darte un consejo.

CAMBIALA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *