Comparte esta noticia
En el artículo 16.3 la Constitución proclama la condición aconfesional del Estado español, al disponer que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”.  Por otro lado, el patrón de la Policía Nacional son los Santos Ángeles Custodios y el de la Guardia Civil, la Virgen del Pilar.
Historia

El Ministerio de Gobernación, declaró durante el reinado de Alfonso XIII, al Santo Ángel de la Guarda como patrón la Policía General de Vigilancia y Seguridad Pública del Reino. Siendo esta la antecesora de la Policía Nacional. Se realizó mediante una orden fechada el 31 de marzo de 1926.

Con motivo de su patrón, la Policía Nacional organiza actos conmemorativos todos los días 2 de octubre.

Por otra parte, el 8 de febrero de 1913, la Virgen del Pilar fue declarada mediante real decreto, Patrona de la Guardia Civil.

Patrones de las FFCCSE

Controversia

Todo este asunto entra en una controversia. Por un lado el Estado español es aconfesional y por otro, los patrones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son símbolos religiosos.

Tal es así, que la directora del departamento de Seguridad de la Presidencia del Gobierno, ordenó retirar la estatua del patrón de la Policía Nacional de la comisaría especial de la Moncloa a finales del año pasado.

La argumentación fue que se trataba de un símbolo religioso ubicado en un edificio público. Según la directora, va contra el principio de laicidad del Estado.

La estatua ha sido sustituida por una bandera con el escudo institucional del Cuerpo Nacional de Policía.

Esto ha creado malestar entre los policías destinados en la referida comisaría.

Llegados a este punto, se abre el debate, sobre si la condición aconfesional del Estado, prima sobre el culto a venerar a los patrones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Comments

  1. Mi humilde opinión es que lo decidan los propios cuerpos de la Policía Nacional y la Guardia Civil siempre los políticos pisando los charcos cobran tres veces más y encima piden protección y seguridad manda ……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *