Primera condena de prisión permanente revisable en la Comunidad Valenciana

0
594
Comparte ese artículo
La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a la prisión permanente revisable a un hombre de nacionalidad rumana.

Los hechos se remontan al doce de noviembre de 2017, cuando el autor degolló con un cuchillo de cocina a una niña de dos años.

La niña era la hija de su compañera sentimental, la cual le había comunicado previamente que quería romper la relación.

Según consta en la sentencia, el asesino cometió el crimen para causar un menoscabo psíquico grave a la madre de la niña porque quería el divorcio.

Asesinato y lesiones.

En la sentencia se establece que el autor también incurrió además de un delito de asesinato en uno de lesiones, al matar a la menor “con la finalidad de causar un menoscabo psíquico grave y un perjuicio irreparable a su esposa”.

Alevosía e hiperagravación.

La prisión permanente revisable se establece por el tribunal en base a la jurisprudencia y por dos aspectos fundamentales, la alevosía y la hiperagravación.

Alevosía: Según la Audiencia Provincial, la alevosía se produce por el hecho de que cuando la niña de dos años fue degollada, se encontraba dormida y sin poder defenderse. Si bien aunque hubiera estado despierta nada podría haber hecho por salvar su vida ante esa agresión.

Hiperagravación: Se produce por ser menor de 16 años, en este caso, sólo dos años, con la consiguiente vulnerabilidad.

Por todo esto, el tribunal acogiéndose a la petición de la Fiscalía y de las acusaciones ha dictado la condena de prisión permanente revisable.

Juicio.

El juicio se celebró entre los día 24 28 de octubre de este año, donde un jurado popular lo declaró culpable. En el fallo también se condena al asesino a indemnizar a la madre de la niña con 125.000 euros.

El asesinato se produjo en el domicilio en la localidad de Alzira (Valencia), donde residía el matrimonio con la niña y dos compatriotas rumanos.

El condenado aprovechó que se encontraba sólo con la niña en la casa y estaba durmiendo para degollarla a sangre fría con un cuchillo de cocina.

Tras esto, el hombre intentó suicidarse, tirándose por el balcón de la casa, cayendo sobre un coche, el cual sufrió daños, por los cuales también deberá pagar una indemnización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here