Comparte esta noticia
Publicar una foto de un control policial puede costar hasta 30.000 euros

“Radar Renault Laguna negro en el kilómetro 13 de la A-6. Muy escondido”. “Control policial en la A-5, kilómetro 23, sentido Badajoz”. “Radar trípode veloláser en la M-40, kilómetro 16, dirección A Coruña”.

Son solo tres ejemplos de mensajes que diariamente se publican en redes sociales o aplicaciones móviles para alertar de la ubicación de un determinado control policial o radar.

Pero publicar una fotografía del dispositivo puede acarrear penas de hasta 30.000 euros.

Estos grupos en redes sociales o aplicaciones nacieron con la intención de dar a conocer al resto de conductores la situación del tráfico, accidentes, vías bloqueadas o peligros meteorológicos aunque ahora el 80% de los mensajes ofrecen otra información, la ubicación de los controles policiales.

Su rápida implantación fue el resultado de dos factores: la efectividad y la impunidad.

Un conductor puede publicar, sin peligro de ser castigado, la ubicación de un control una vez que ha pasado por él, pero no una fotografía.

Publicar la imagen del control y que en ella aparezca la cara de un Agente o la matrícula de un vehículo no está permitido.

De ese modo se está cometiendo una infracción administrativa o un delito de revelación de secretos, porque la ley considera que es difundir información confidencial.

Por ello tanto la Policía como la Guardia Civil está recurriendo cada vez más a los “controles exprés” para lograr una mayor efectividad.

Tal como declara un Teniente de la Guardia Civil en el Diario La Gaceta de Salamanca:

 “Al igual que en ese grupo hay un conductor que quiere saber dónde estamos para disminuir la velocidad hay delincuentes. Tener patrullas en determinados sitios se hace con un fin. Gracias a estos operativos detectamos gente y practicamos detenciones. Si un ladrón ha robado en una casa y sabe que estamos en determinada carretera, irá por otra y con la difusión de esos mensajes lo que están haciendo es provocar inseguridad”.

“Lo mismo ocurre con la velocidad. Si hacemos controles es porque hemos pillado a gente a 220 km/h por la A-62. Si logran evitar el control puede que luego provoquen un accidente mortal”.

Por lo tanto, no publiques la ubicación de un control policial, es por tu seguridad, por la seguridad de todos.

Este vídeo no te dejará indiferente y entenderás a qué nos referimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *