Rafa Prieto, el policía coraje

1
313
Comparte ese artículo

Le conozco desde hace tiempo, su sonrisa le acompaña, jamás le he visto derrotado, ni siquiera cuando perdió la pierna. Pensó en recuperarse, en sustituirla por otra y … seguir trabajando en lo que le hace feliz, ser policía.

Ese ha sido su logro, superar los obstáculos y, sin duda, su mayor victoria ha sido derrotar a la burocracia administrativa.

Hoy regresa a la policía, nunca dejó de serlo.

Enhorabuena Rafa y gracias por enviarnos tu historia, la publicamos tal cual:

         

 HISTORIA DEL POLICIA RAFAEL PRIETO CONTRA LA ADMINISTRACION, D.G.P

Buenas soy Rafael Prieto, tengo 31 años y soy Policía Nacional desde los 19 años. En octubre del 2015 perdí una pierna en un accidente de tráfico y desde entonces no he parado de esforzarme para volver a caminar. En 2016 lo logré, gracias a una pierna biónica sigo haciendo una vida normal; ando, corro, voy al gimnasio, total independencia. Pero la Dirección General de la Policía no me readmite en el cuerpo. Se niegan incluso a reubicarme en uno de tantos puestos de oficina y no operativos que perfectamente puedo desempeñar.

No estoy pidiendo volver a mi trabajo por dinero, de hecho lo que me ofrecen al jubilarme es cobrar una pensión de por vida. Pero solo tengo 31 años, yo no quiero dejar de trabajar. No quiero “tener una paga”, quiero ganar mi sueldo por mi trabajo. Quiero seguir siendo Policía porque me encanta mi trabajo y porque quiero y puedo ejercerlo durante muchos años más.

                        

El 18 de octubre me enfrente al Estado en una vista en la que se determinará si puedo regresar al cuerpo. No es justo lo que me están haciendo. Si pueden reubicarme en un puesto administrativo, no operativo y hacer un aprovechamiento de recursos humanos y de inversión en mi formación ¿por qué me van a jubilar?

El primer tribunal médico que me valoró, me otorgó la categoría de “segunda actividad” (¡no de jubilación!) y quedamos en revisarla un año después. Tras solicitar nuevamente pasado un año que me volviera a ver ese Tribunal Medico de la DGP, la sorpresa increíblemente y a pesar de que yo ya andaba gracias a la pierna biónica con total normalidad, un buen ritmo de marcha, cambios de ritmos, trotes, subida de escaleras, rampas, un nivel de actividad física elevado etc. me declararon “no apto” y decretaron mi pase a la jubilación.

Presenté un informe de un médico especialista en valoración de Medicina del Trabajo que concluía que puedo hacer una vida completamente normal e independiente “hasta carreras”, pero no lo tuvieron en cuenta. Nunca llegaron a argumentar por qué me querían jubilar a pesar de ese informe, y el NO PUEDES, NO SIRVES PARA CONTINUAR EN LA POLICIA era algo que no dejaban de repetirme, palos tras palos a mi espalda, pero seguiría luchando como un jabato.

Haciendo inclusive caso omiso a la Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional, que reconoce el derecho de los Policías Nacionales “a continuar en activo hasta la edad de jubilación, pasando a realizar actividades adecuadas a sus condiciones psicofísicas en el caso de que sufran una disminución de las mismas, con el fin de optimizar el aprovechamiento de los recursos humanos.”

Tanto la ley como la lógica y el sentido común están a mi favor. Me están ofreciendo cobrar sin trabajar y lo estoy rechazando porque estoy deseando trabajar, deseando seguir haciendo lo que más me gusta SER POLICIA, porque ser Policía para mí no es un simple trabajo es mi forma de vida. Creo que eso es suficiente para demostrar mi vocación. Quiero y puedo volver a ser Policía. Hay cientos de puestos administrativos que obviamente puedo desempeñar.

A día de hoy y después del Juicio del día 18, puedo decir que GANE A LA ADMINISTRACION, la Justicia me dio la Razón y el sentido común también, la lucha fue muy dura, larga pero nadie dijo que fuera fácil, tampoco Imposible y como se suele decir después de la tormenta llega la calma y gracias a dios todo esfuerzo ha tenido su recompensa, ahora toca esperar que dicha Sentencia de la AN en el Juzgado Central de lo Contencioso no sea recurrida por la Administración y respeten mi derecho a trabajar, a seguir siendo lo que con orgullo siento, POLICIA NACIONAL.

                                                   

 

PD: Compañero Rafa, permíteme que en esta historia, aparezca en portada  Lourdes, ella nunca dejó de estar, ni en tus peores momentos.

S.Giraldo

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here