Comparte esta noticia

El conductor  ha manifestado que su acción era en protesta por las muertes de inmigrantes en el Mediterráneo. El hombre de origen senegalés, era el conductor del autobús donde viajaban 51 escolares.

El conductor gritó, “nadie sobrevivirá”.

Los hechos han ocurrido en Italia esta mañana. Tras una hora de viaje, incendió el autobús con los niños dentro al ser interceptado por los Carabinieri.

Según informó la Policía, los agentes rompieron el cristal de la puerta trasera del autobús, poniendo a salvo a los alumnos.

A pesar del estado en el que quedó el autobús, ninguno de los escolares sufrió lesiones graves.

El detenido, un ciudadano italiano de origen senegalés, de 49 años, amenazó a los niños gritando “nadie sobrevivirá”.

A los agentes les dijo que lo había hecho en señal de protesta por las muertes de inmigrantes en el mediterráneo.

En el autobús, además del conductor, viajaban 51 alumnos y varios profesores a una escuela a 40 km de Milán.

Un profesor y un alumno llamaron a la Policía tras proferir el conductor las amenazas.

El vehículo fue localizado en las afueras de Milán por tres vehículos de los Carabinieri, parándolo en el arcén.

Mientras dos agentes entretenían al conductor, otros forzaron la puerta trasera, comenzando a sacar a los niños.

Foto: La razón

En ese momento, el detenido sacó un mechero y prendió fuego a un recipiente con gasolina que llevaba.

Algunos de los pasajeros fueron atendidos en el hospital por cortes y rasguños.

El detenido, casado y con dos hijos estaba siendo atendido por quemaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *