Comparte esta noticia

Los Policías nos enfrentamos a diario con procesos penales en los que intervienen numerosos abogados, pero ¿cómo saber cuál es el mejor? Entrevistamos a Juan Gonzalo Ospina, quien ha sido valorado como uno de los mejores abogados penalistas en 2018 y 2019 por sus casos de éxito.

P: ¿Es usted el mejor abogado penalista de España?

R: No, faltaría más. En España hay muchos y muy buenos abogados penalistas que me anteceden y de quienes aprendo a diario. Sin embargo, desde Ospina Abogados tratamos cada caso como único, marcando con nuestros clientes la mejor línea de defensa, permitiéndonos obtener diferentes éxitos.

P: ¿Usted como abogado penalista, que trata a diario con policías, qué opinión le merecen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?

R: Son héroes en silencio. España tiene uno de los mejores cuerpos policiales del mundo y no únicamente por su preparación y formación, sino por su integridad moral. España está en el ranking 26 de seguridad ciudadana, según el Índice de Ley y Orden. Esto no es suerte del destino; más bien del buen hacer de nuestra Policía y Guardia Civil, velando a diario por nuestra seguridad y libertad.

P: Sin embargo, ¿usted como penalista busca desmontar los atestados policiales, así como las operaciones contra el crimen?

R: La policía hace su trabajo y un buen abogado penalista hace el suyo. Ellos se mueven por indicios, seguimientos, pruebas; y nosotros, por velar que toda esa carga incriminatoria sea válida y suficiente, obtenida legalmente conforme impone el legislador, para poder enervar la presunción de inocencia. Nuestro trabajo no consiste en hacer trampas, o enturbiar la labor de la policía. Nos encargamos de salvaguardar desde nuestra posición los derechos de cualquier ciudadano investigado o acusado. Nada es lo que parece hasta el juicio oral.

P: Como línea de defensa, ¿qué técnicas aconseja?

R: Las que están en la ley. Si estamos ante un delito flagrante, no abogo por defender la absolución o el negar los hechos. En estos casos, procede una aplicación proporcional de la ley: la incorporación de atenuantes como la reparación del daño, el resarcimiento a la víctima o la colaboración si procede con la policía para investigar el crimen.

P: ¿Cómo abogado penalista cómo valora el trabajo de las FFCCSS?

R: Nuestra policía respeta sin duda los derechos y libertades de la ciudadanía. Cada vez hay un mejor trato en las comisarías. Creo que nuestras FFCCSS no tienen medios materiales suficientes, ni humanos, ni tan siquiera medios legales. Tenemos una Ley Criminal obsoleta que impide en muchos casos la investigación eficaz del crimen. Nos quedamos en cuestiones superficiales como estafas informáticas, tráfico de drogas con muleros o menudeo. Por ello, respeto la actuación policial y el encomiable trabajo que hacen a diario. Como ciudadano y abogado penalista, me enorgullece nuestra policía.

P: ¿Cómo ve usted el trato en las comisarías tras la reforma de la Ley Criminal?

R: Este punto sigue siendo, sin duda, un tema candente, la asistencia letrada en comisaría. No por la falta de voluntad de nuestra policía en las comisarías, sino por la normativa interna. Al fin y al cabo, todos hacemos nuestro trabajo. La ley prevé la entrevista reservada previa y hace tiempo que se respeta sin mayor controversia. Sin embargo, en referencia a los elementos del atestado seguimos encontrándonos algunos inconvenientes, cada vez menos. A este paso terminaremos solucionándolo por completo.

P: ¿Cuál ha sido su mayor caso de éxito y como lo consiguió?

R: El mayor éxito jurídico de Ospina Abogados fue la absolución de un condenado a 19 años de prisión por un crimen que no cometió. Fue absuelto por el Tribunal Supremo por presunción de inocencia. Fue un caso muy enrevesado. Las víctimas nunca vieron ni denunciaron nada, siempre fueron denuncias interpuestas por terceras personas. La clave de éxito fue siempre defender la verdad. El cliente pudo declarar espontáneamente en comisaría y ante el juez instructor, manteniendo siempre la misma versión: la animadversión hacia él por parte de su expareja y los 5 años que ha estado visitando a sus hijos en un punto de encuentro.

P: Ospina, cuando usted ha ganado algún caso tirando por tierra el trabajo de meses de la Policía, como fue la absolución por escuchas ilegales, ¿se siente bien por ello?

R: Yo soy abogado penalista y defiendo el derecho de defensa. En ese caso, se ganó por la nulidad de las intervenciones telefónicas, también defendía la inocencia de mi cliente, pues el día del crimen se encontraba en su domicilio ajeno a los hechos. Lo que diferencia la tiranía o las dictaduras de la democracia es, básicamente, el respeto a la ley. La separación de poderes y la protección a nuestros derechos fundamentales e inherentes a cada ciudadano. Ese caso que usted me nombra, se inició con unas escuchas en Algeciras y tras más de 2 años de escuchas indiscriminadas, terminó con un operativo en Fuengirola. La investigación prospectiva está prohibida y la interceptación de llamadas, de esta forma también. La policía hizo una labor encomiable y, sin embargo, las pruebas habían sido obtenidas por la vía fácil. Esto no es legal. Terminamos con la absolución de los investigados.

P: ¿Qué consejos podría dar a las FFCCSS que nos lean?

R: Que sigan poniéndose en nuestros zapatos, pues muchos abogados nos ponemos en el de nuestros agentes. Todos somos actores de la seguridad, la defensa de la libertad y lo justo, no enemigos. Yo entro en una comisaría con la certeza de que voy a recibir un trato encomiable y así me ven muchos agentes. Si hubiera mejor comunicación entre las partes y más formación, seguramente todo funcionaría mucho mejor. Aun así, puedo terminar esta entrevista con la gratitud que siento por el buen trato recibido siempre por nuestros agentes, donde la crítica siempre ha sido la excepción.

P: ¿Defiende Ospina Abogados a miembros de las FFCCSS investigados?

R: Por su puesto. En Ospina Abogados no discriminamos a los clientes por su profesión, ni tampoco por el delito investigado; sino por el carácter, la forma de ser, o si son sinceros o en su caso intentan mentirnos. En más de una ocasión hemos renunciado a defender a clientes que no nos convencían. En cuanto a defender a agentes de la autoridad, no son pocos los casos que llevamos, y como he dicho anteriormente: hay que defender la presunción de inocencia y hasta al juicio, nada es lo que parece. Podría añadir, que empatizamos con los clientes que son miembros de las FFCCSS, ya que desde el despacho conocemos su difícil tarea, y eso se ha de reconocer.

Juan Gonzalo Ospina es abogado penalista de Ospina Abogados y ha sido valorado como uno de los mejores abogados penalistas de España por sus casos de éxito en derecho penal económico; violencia de género; o en procedimientos seguidos por la Audiencia Nacional de penal internacional; encontrándose en el ranking de los mejores expertos en derecho penal de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *