Comparte esta noticia

Ocurrió en Japón y se ha hecho también eco de la noticia Informativos TeleCinco y Daily Mail.

Un terrible suceso en el Hospital de Saitama, en el norte de Japón, donde una madre embarazada ingresó con 14 semanas de gestación.

La gestante tiene 36 años y su esposo 39. Ella dio a luz en el baño del hospital, mientras se encontraba sentada en el inodoro.

Su hija nació sin vida y la madre precisó atención  sanitaria.

La desgracia y el infortunio hizo que un miembro de la limpieza del hospital tirara de la cadena del inodoro donde se hallaba el cuerpo de la criatura.

Los informes del hospital indican que el corazón de la pequeña había dejado de latir antes de salir, pero la pareja deseaba despedirse de su hija, tomarle una foto y hasta ponerle un nombre.

El hospital se ha disculpado y asegura que tomará medidas para evitar que vuelva a ocurrir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *