Un Policía Nacional fuera de servicio detiene a un hombre que lo amenazó con un hacha

0
656
Comparte ese artículo

Un Policía Nacional fuera de servicio ha detenido a un hombre, de 43 años, de origen español, como presunto autor de los delitos de amenazas y resistencia y desobediencia. Éste, al parecer, amenazó al agente con un hacha de grandes dimensiones, con una hoja de 20 centímetros de longitud y un filo de 14.

Los hechos ocurrieron sobre la una del mediodía cuando el ahora detenido y el policía circulaban cada uno con su vehículo por la calle José Soto Micó de Valencia. El sospechoso, al parecer, conducía muy cerca del coche del agente franco de servicio, intentando en varias ocasiones invadir su carril, con riesgo de colisionar. En un momento dado, ambos turismos se detuvieron en un semáforo, uno al lado del otro, cuando el presunto autor comenzó a increpar e insultar a gritos al agente, que para evitar agravar la situación adelantó su vehículo unos metros.

El detenido se apeó de su coche, abrió el maletero y sacó un hacha de grandes dimensiones con la que amenazó al policía

Instantes después, el ahora detenido se apeó de su coche, abrió el maletero y sacó un hacha de grandes dimensiones y con ella en la mano habría amenazado al policía. Por este motivo, el agente también bajó de su turismo y se identificó como Policía Nacional, momento en que guardó el hacha e intentó introducirse de nuevo en el vehículo para huir del lugar, interponiéndose el agente, quien solicitó por teléfono una unidad de apoyo.

Detenido por un delito de amenazas y de resistencia y desobediencia.

Rápidamente acudió una patrulla, que identificó al sospechoso y localizó en su maletero, además del hacha, un palo de madera de 60 centímetros de longitud, interviniendo ambos efectos. El presunto autor no cesaba de oponer resistencia e insultar al agente fuera de servicio, que lo detuvo por un presunto delito de amenazas y de resistencia y desobediencia.

En esta ocasión se dio la circunstancia de que coincidió que era un policía nacional que lo pudo detener, pero en la mayoría de las circunstancias no es el caso, de ahí que se castigue como una infracción el estar en posesión con predisposición de ser usado cualquier objeto peligroso, o se proceda a su detención por estar en posesión de un arma prohibida, de ahí que se inste a terminar con antiguas prácticas como llevar navajas, porras, fustas o barras en los vehículos, practicas castigadas con elevadas sanciones por la Ley de Seguridad Ciudadana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here