Comparte esta noticia

Destacada actuación de un vigilante de seguridad de la Tesorería General de la Seguridad Social de Murcia, al conseguir reducir e inmovilizar en solitario,  a un encapuchado que trató de atracar hasta dos farmacias armado con dos machetes de grandes dimensiones, según ha publicado el diario murciano La Verdad. 

La imagen puede contener: 1 persona, exterior
Facebook Farmacia Toledo

Los hechos se produjeron el pasado 13 de mayo, sobre  las 9 de la mañana. La tranquilidad habitual de la Tesorería se vio alterada con la entrada de dos mujeres visiblemente asustadas. Se trataba de las dependientas de la Farmacia Toledo, ubicada en la esquina entre la avenida Miguel de Cervantes y Ronda Norte.

Huyeron precipitadamente por la parte de atrás del local ante la presencia de un atracador, que portaba dos machetes de grandes dimensiones en la cintura y escondía su rostro bajo una gorra, un pasamontaña y unas gafas, dando aviso al vigilante de seguridad, responsable del control de acceso, para que llamara a la Policía.

Se trataba de José Sánchez, un experimentado vigilante de seguridad que no dudó en salir detrás del presunto atracador, con su defensa y grilletes como únicas armas. Cuál fue su sorpresa que lejos de huir, el asaltante se introdujo en una segunda farmacia situada en la Ronda Norte, para perpetrar un nuevo atraco, tras el intento fallido del primero.

Archivo/Fuente Wilkipedia

Allí amenazaba con matar a la farmacéutica si no le entregaba el dinero de la caja registradora, poco más de cien euros. En esta ocasión lo haría a cara descubierta, por lo que la víctima pudo observar que se trataba de un hombre de unos 50 años, piel de tez blanca y cejas pobladas. Suerte que en ese momento irrumpió José en el establecimiento.

Se enfrentó al atracador y le conminó a que depusiera en su actitud, consiguiendo desarmarle y engrilletarle hasta la llegada de la Policía Nacional pocos minutos después. El asaltante sería detenido por un presunto delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa y los machetes, de 30 cms de hoja, intervenidos.

Una gran actuación con grandes dosis de arrojo y decisión que pone en valor, una vez más, el formidable trabajo que nuestros vigilantes hacen por la sociedad, no siempre debidamente reconocido ni remunerado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *