Comparte esta noticia

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) determinó que el policía David Huerta, de la Unidad de Caballería, pueda quedarse con Unicornio, su compañero de trabajo durante varios años.

El País entrevista a su cuidador que desvela ante las cámaras la gran labor que desarrollará este caballo policía durante su jubilación.

La polémica de este conflicto parte del cambio de normativa que permitía la cesión del equino al agente que cuidó del mismo durante su trayectoria profesional. Con la modificación actual, los caballos pasan directamente al Ministerio de Defensa, el cual es propietario de los caballos.

El agente inició la solicitud en 2015. Si bien, un primer informe desestimó dicha posibilidad. David no se dio por vencido e inició los recursos pertinentes hasta que el TSJCV le da ahora la razón.

Este policía quiere que su compañero se dedique ahora a participar en terapias para personas con diversidad funcional, autismo o síndrome de Asperger.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *