Calle San Francisco, el Bronx bilbaíno

0
363
Comparte ese artículo

La calle San Francisco de Bilbao va camino de convertirse en el particular Bronx de la ciudad vizcaína. Prostitución, ajustes de cuentas, tráfico de drogas, sobredosis, narcopisos, okupas,  reyertas, inseguridad, robos y policía, mucha policía, es el cóctel molotov que conforman la realidad de este histórico barrio de la parte vieja de Bilbao.

Calle San Francisco/Fuente elcorreo.es

Con el paso del tiempo, detrás de la dejadez de las instituciones o al crecimiento desmesurado de la inmigración ilegal, entre otros factores, este popular barrio se ha convertido en un auténtico nido de delincuencia, en un hermértico ghuetto multiracial, parecido a un caballo desbocado cuyo amazona es incapaz de recobrar el control de las riendas.

Como aquel enfermo contagioso del que todos rehuyen, imperioso de que le inyecten un antídoto multidisciplinar a modo de pócima salvadora.  Amontonar policías en sus puntos más conflictivos no parece dar solución a un problema casi crónico, se trata de un problema más profundo, que supera la esfera meramente represiva.

Así lo entiende la asociación vecinal de San Francisco Sanfran Auzokideak ha solicitado la intervención de la Policía Nacional para contener “la escalada de delincuencia e inseguridad” que sufre este mítico barrio. Esta asociación entiende que la Policía Nacional es “la única que mantiene competencias sobre el control de la población de extranjeros indocumentados”, por lo que su intervención en el barrio es “absolutamente imprescindible para proteger a los residentes”.

Calle San Francisco/Fuente elcorreo.es

Por otra parte, esta agrupación vecinal ha solicitado al Ayuntamiento de Bilbao que elimine las pintadas racistas que desde hace más de dos semanas se mantienen en persianas de comercios privados del barrio.

La sensación de inseguridad en este área, tanto de día como de noche, es imposible disimular. Lo sabe todo aquel que haya caminado por sus calles en los últimos tiempos, calles y rincones difícilmente reconocibles con la impoluta apariencia que luce la mayoría de lugares de la villa bilbaína. Un viaje al corazón marchito de un lugar histórico, que no hace tanto tiempo, era un remanso de vida y de paz.
La inseguridad señalada se respalda con datos netamente objetivos. La criminalidad en el barrio se incrementó en un 18% en 2018, respecto al año anterior. Se registró el tope histórico de 1.273 delitos, admitiéndose la elevada cifra negra (hechos no registrados) como una hipótesis irrefutablemente probable.
Calle San Francisco/Fuente elcorreo.es
Un lustro de crímenes, robos y drogas que va siendo hora de erradicar. A parte de la  encomiable y permanente labor policial en el barrio, parece de imperiosa necesidad la implicación coordinada y decida de todas las instituciones afectadas y que se deje, por fin, de mirar a otro lado.  La calle San Francisco de Bilbao no merece el título del Bronx bilbaíno por más tiempo.

Periódico digital Policía H50

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here