Comparte esta noticia

Es el trabajo oscuro que las Brigadas de Información, en este caso de la Brigada Provincial de Madrid, Brigadas de Málaga, León y Barcelona. Con la coordinación de la Comisaría General de Información y apoyo de otras Unidades Policiales, como los GEO, los GOES, UPR, Automoción. 

La coordinación ha sido excelente, el Juzgado y Fiscalía e Instituciones Penitenciarias han facilitado la labor.

DAESH actúa en las prisiones, es un foco de reclutamiento. Dos presos habían sido captados para cometer atentados en la cárcel de Valdemoro

En breve saldrían a la calle, se les ofrecían unas cantidades astronómicas de dinero. Aceptaron entre medio y un millón de euros para cometer el atentado.

El objetivo no estaba concretado, dependía del DAESH, se pondrían en contacto a su salida con ellos para concretar.

El líder de la célula de captación se llama Suleiman su perfil se puede resumir, en una palabra; odio. Su fanatismo le hacía odiar a España, Europa e incluso Marruecos, a la cultura occidental.

Tenia infraestructura y contactos suficientes para organizar el atentado.

MODUS OPERANDI. CAPTACIÓN

Las cárceles son un foco de reclutamiento, la carencia de medios, la soledad, marginación son factores que facilitan la labor de captación.

El captador, como en este caso, es un líder radical con infraestructura.

Organizaba rezos colectivos y controlaba junto a su célula a los grupos de reclusos, llegándoles a amenazar.

Una vez tenían los grupos de reclusos, estudiaban sus perfiles, sus personalidades para pasar a una segunda fase de adoctrinamiento.

Esta fase se realizaba de forma personal, evitando a los funcionarios de prisiones.

Las amenazas, acoso e incluso agresiones eran constantes.

Una vez captado y adoctrinado, se propone la acción fanática.

Periódico Digital PolicíaH50

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *