Comparte esta noticia

La Guardia Civil detiene en Getafe a un ciudadano marroquí por auto-adoctrinamiento y difusión de propaganda yihadista

La Guardia Civil, en el marco de la operación “IMPULSO”, ha detenido en la localidad de Getafe (Madrid) a una persona de 28 años, natural de Tánger (Marruecos), como presunto autor de los delitos de auto-radicalización y difusión de material propagandístico de contenido yihadista.

La operación llevada a cabo por agentes  del Servicio de Información de la Guardia Civil se inició a principios de 2018  al detectarse la actividad en redes sociales de un individuo que consumía propaganda de las diferentes plataformas mediáticas asociadas a grupos terroristas, principalmente de las vinculadas al DAESH.

Individuo violento y con antecedentes penales

Los investigadores han podido constatar durante la investigación que el detenido, que responde a las iníciales de B. A., es un individuo violento en su comportamiento cotidiano y que pone en práctica todo tipo de medidas de seguridad, tanto por sus actividades en el ámbito de la radicalidad, como por su vinculación con la delincuencia, única fuente de ingresos que se le conoce.
Para conectarse a redes sociales el detenido utilizaba numerosos dispositivos, ninguno de los cuales se encuentra registrado a su nombre, utilizando a tales fines las identidades de diferentes personas de su entorno.

Radicalización en prisión

Los investigadores centran parte de su esfuerzo en determinar los contactos de B.A. durante su estancia en el Centro Penitenciario Madrid III, en Valdemoro (Madrid), ya que se ha comprobado que su paso por prisión supuso una mayor radicalización de la conducta del detenido.
Es precisamente entre presos procedentes de entornos delincuenciales no vinculados inicialmente al radicalismo, donde los reclutadores que trabajan a favor de grupos terroristas buscan posibles candidatos para iniciar sus procesos de captación, siendo este perfil el más común entre los autores de los últimos ataques protagonizados por “actores solitarios” producidos en diferentes países de nuestro entorno.
El uso de la propaganda a través de Internet y de plataformas para dispositivos móviles por parte de los diferentes grupos terroristas constituye una de sus principales fortalezas tanto para la difusión de su ideario radical como para publicitar sus acciones y, muy especialmente, para la captación de nuevos adeptos.
La continua pérdida de territorio, con la consiguiente merma de sus capacidades logísticas, y financieras que el grupo terrorista DAESH viene sufriendo en el escenario sirio-iraquí,ha hecho que su estrategia de difusión de propaganda y captación de nuevos adeptos a través de Internet y redes sociales suponga una de sus principales fortalezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *