Comparte esta noticia

Los Mossos d’Esquadra  detuvieron el miércoles por la tarde a un traficante de un narcopiso radicado en el barrio barcelones del Raval. Se le acusa de abusar y agredir sexualmente a una menor con la que al parecer había mantenido una relación sentimental previa.

La joven se encontraba fugada desde el pasado martes del domicilio familiar. Tras ser objeto de una violación, presuntamente por parte del ahora detenido, de 36 años de edad,  decidió regresar a casa y denunciar los hechos a las autoridades.

En función de la denuncia, los Mossos iniciaron una investigación que acabó con los agentes, en unión a la Guardia Urbana, registrando el jueves por la noche dos domicilios en el barrio del Raval.

Una de las viviendas podría tratarse de un narcopiso destinado a la venta y compraventa de drogas. Durante el registro, los agentes han detenido a otro individuo reclamado por la justicia y ha identificado a cuatro consumidores.

Se intervino, a su vez, cinco básculas de precisión y utensilios para la dosificación de la droga. Dicho piso fue clausurado.

Los policías detuvieron en el narcopiso a una segunda persona que tenía una orden de busca y captura e identificaron a cuatro consumidores de estupefacientes. También intervinieron cinco básculas de precisión y utensilios para la dosificación de la droga. A raíz de estos registros, el detenido por abuso y agresión sexual, también se le atribuye un delito contra la salud pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *