Comparte esta noticia

La Policía tiene su propio vocabulario y sus propias frases, como ya vimos en los artículos “Frases del caimán” y “Frases del caimán. Parte II

Y los delincuentes habituales o también llamados choros no son menos. Tienen una serie de frases hechas que en algún momento todo policía ha escuchado.

Aquí vamos a desvelar las 15 frases más comunes y qué es lo que quieren decir realmente cuando las pronuncian.

1.- Eso no es mío. Frase muy utilizada cuando se encuentra droga, armas o algún efecto robado entre sus pertenencias.

2.- Hola Jefe. Por jefe se entiende a cualquier policía con el que esté hablando. Tienen una habilidad innata de reconocer a cualquier policía de paisano.

3.- Ese es mi primo. Por norma general, llaman primo a cualquier persona que conocen, aún sin tener relación familiar alguna.

4.- Estoy aquí por la cara. Un clásico. Los compañeros de calabozos son los que más escuchan esta frase. La utilizan cuando quieren decir que están detenidos ilegalmente.

5.- Quiero un Corpus Cristi. A veces viene seguida de la frase número 4. Es utilizada cuando quieren solicitar un Habeas Corpus.

6.- Eso me lo encontré. Frase utilizada generalmente tras encontrar algún efecto sustraído tras un cacheo.

7.- Eso estaba así cuando yo llegué. La utilizan cuando se les acusa de algún tipo de daño material a algún objeto. Suele ir acompañada de algún juramento. Eso estaba así cuando yo llegué, se lo juro por mi vida.

8.¿Mañana paso?  Cuando encontrándose en los calabozos quieren saber si al día siguiente se les va a poner a disposición del Juez. Generalmente es utilizada en el momento de la declaración con el abogado.

9.- Yo no he hecho nada. Podría decirse que es la frase por excelencia. Tiene el mismo significado que cuando  la utilizan los niños al ser pillados por los padres en alguna trastada. Suele pronunciarse cuando se procede a su detención, si bien algunos no paran de repetirla durante todo el tiempo que se encuentran detenidos.

10.- Yo conozco a… Cuando el yo no he hecho nada y el eso no es mío, no funciona, suele recurrirse al yo conozco a ….  Casi siempre viene acompañado del nombre de algún policía, al cual curiosamente ascienden en un momento. El policía pasa a ser inspector y el inspector pasa a ser comisario.

11.- Que valiente eres con uniforme. Cuando nada de lo anterior funciona, queda la técnica del pataleo, y es en ese momento cuando sacan este tipo de frases.

12.- Dame tu número de placa. Suelen decir esta frase detrás de la frase 4, 5, 9 o incluso 11.

13.- Podéis registrarme. Esta frase suele ir acompañada de un gesto de confianza, pues no suelen llevar nada encima que les pueda comprometer, como armas, droga, etc. Pero no hay que confiarse, porque al igual que en una partida de pocker puede ir de farol.

14.- No tengo nada pendiente / estoy limpio. Al igual que la 13, va acompañada de una sensación de tranquilidad y confianza de saber que no están siendo buscados por la  policía ni por los juzgados.

15.- Yo ya he cumplido. Se refieren al hecho de haber cumplido algún tipo de condena, generalmente de prisión.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *