Comparte esta noticia

Un Policía nos remite este artículo.

Se llama Nacho y es… un idealista, un compañero que sabe escuchar, la persona a quien recurrir cuando algo va mal…”todo el mundo suma” es su frase favorita. Tu sumas doble amigo. Lastima que el destino nos haya separado.

Gracias.

Muchas veces cuando estudiamos la historia nos cuesta mucho entenderla si no hacemos un ejercicio empático con los protagonistas de la misma, y nos ponemos en situación. Sacar de contexto unos hechos, dificulta mucho su comprensión. De igual modo, a veces, si no cogemos perspectiva, no somos capaces de predecir, lo que visto tiempo después, haciendo dicho ejercicio, se antoja absolutamente evidente.

Actualmente, vivimos una época en la que se puede observar este tipo de noticia. Según publica la prensa catalana, hay Consternación en el Tribunal Supremo, por los “incidentes” en el traslado de los presos. Hablan, a raíz de dicho traslado, de “tics autoritarios heredados del franquismo.”  Coetáneamente a esto, podemos observar el desparpajo y la arrogancia de Albert Donaire, el ya “famoso” mosso, que se ha hecho conocido por su posicionamiento político.

Este mosso, publicó en su cuenta de twitter que protegería el libre ejercicio de un referéndum prohibido explícitamente por el Tribunal Constitucional. Ha hecho gala de incitación a la rebelión de múltiples ocasiones. Ha pedido que se abran las cárceles, y ha asegurado que …”somos mas…” en alusión a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, en un imaginario conflicto. Una clara incitación al uso de la violencia. En sus círculos se han interceptado mensajes reclamando una nueva refundación de Terra Lliure. Sin entrar siquiera al Código Penal, solo acudiendo al artículo 5 de la LO 2/86, dedicado a los principios básicos de actuación, preceptivos en su cumplimiento para todas las FFCCSS, podemos observar que incumple mas mandatos, que los que acata.  A este individuo, la judicatura, acaba de absolverle.

Consternación según la RAE es “Sentimiento de dolor, pena, abatimiento o desconsuelo”.

Siguiendo la misma fuente, “discriminación”  es “trato diferente y perjudicial que se da a una persona por motivos de raza, sexo, ideas políticas, religión, etc. “

El guardia civil, la Guardia Civil en general, es, en las opiniones de muchos,  claramente discriminado en el trato que recibe por parte del poder judicial. Sí, grabó un video que iba a ser de uso interno, y se difundió. En el mismo, no se escucha ni una sola palabra vejatoria, de mofa, desprecio, simpatía o antipatía, ni hacia los conducidos, ni hacia la población. Nada. Ni una sola palabra. Y sin embargo, el Director General de la Guardia Civil, lo HA SUSPENDIDO, porque no les ha gustado a quienes se niegan a acatar la Constitución, y le han pedido su EXPULSION del cuerpo.

La historia está repleta de acontecimientos en los que hay que ponerse en contexto para entenderlos. Los precedentes de dichos acontecimientos, casi siempre son discriminaciones institucionalizadas. Hasta que una de las partes se harta. Son momentos en los que se llega al extremo, y se ha de recorrer un camino inverso para compensar. Y hacen previsible lo que viene después.

Puede que no quepa decir que “no hay derecho” a todo lo que está pasando. Porque al fin y al cabo es el poder judicial el que se encuentra abatido o desconsolado con un video de la guardia civil, y quien mejor que ellos saben a que hay o a que no hay derecho. Pero de justicia y equilibrio, ya somos muchos más los que entendemos y sabemos valorar. Y eso lo podemos decir. No es justo ni equilibrado el trato vejatorio y abusivo al que se somete a las FFCCSSE.  De alguna forma, se debe empezar a recorrer el camino inverso y empezar a compensar. Ojalá, sea uno de los poderes del estado, legítimamente autorizado para ello, quien comience dicho proceso. Porque, de una forma u otra, ocurrirá. Es absolutamente evidente que estamos viviendo en un extremo, y ya se sabe lo que pasa con los extremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *