¿Podríamos ser denunciados por ocupar un aparcamiento reservado de un centro comercial?

0
23
Comparte esta noticia

La mayoría de los centros comerciales de toda España disponen de aparcamientos reservados para diferentes tipos de usuarios: familia numerosas, mujeres embarazadas, personas de movilidad reducida… etc. Las razones son obvias y no son otras que facilitar la accesibilidad de los colectivos que presentan mayores dificultades en cuanto a la movilidad se refiere.

No deberían existir dudas sobre si debemos o no respetar estos aparcamientos reservados. El motivo fundamental se denomina: civismo; y el segundo, empatía.

Las normas están hechas para ser respetadas, sin necesidad de acarrear una sanción para ser cumplidas. Al menos eso sería lo lógico. Sin embargo, no siempre ocurre así.

¿Quién no ha ido a un centro comercial y se ha encontrado las plazas de movilidad reducida por vehículos no autorizados? Molesta, ¿verdad? “Y yo dando 1.000 vueltas para aparcar”, pensamos muchas veces. Imaginaos lo que sienten los afectados.

A parte de la evidente falta de valores, el motivo principal radica en el sentimiento de impunidad: “Total, aquí no viene la Policía” o “la Policía aquí no puede entrar porque es privado”. Así que llegados a este punto nos preguntamos: ¿Podríamos ser denunciados por ocupar un aparcamiento de movilidad reducida  de un centro comercial? 

Desde Policía H50 entendemos que sí. Las normas de circulación existentes en un  parking privado, que es utilizado por una colectividad indeterminada de usuarios, se encuentran regidas en el ámbito de aplicación de la Ley de Seguridad Vial (LSV art.2) y el Reglamento General de Circulación (RGC art. 1).

Por tanto, todas las señales reguladas en dichos articulados que puedan figurar en un parking abierto al público son de obligado cumplimiento, al entenderse que dichos lugares no se encuentran excluidos de la circulación rodada de vehículos.

Movilidad reducida/PolicíaH50

Ante esto, debemos saber que si ocupamos una plaza reservada para personas de movilidad reducida sin la correspondiente tarjeta, nada impedirá que incurramos en una infracción grave del artículo 76d) LSV, que supondría una sanción de 80€, en los casos de paradas indebidas,  o 200€ de multa y la retirada del vehículo por la grúa en los casos de estacionamientos.  (Entendiendo que la correspondiente señal  de persona de movilidad reducida se encuentre debidamente homologada).

¿Qué podemos hacer?

Si observamos un vehículo ocupando de forma fraudulenta una plaza reservada para personas de movilidad reducida podremos dar aviso a los encargados de la vigilancia del tráfico competentes o incluso, formular una denuncia voluntaria a tenor del artículo 4 del Reglamento de Procedimiento Sancionador de Tráfico.  La forma más idónea de hacerlo en este caso, es tomar una fotografía del hecho producido y adjuntarla a la denuncia pertinente.

PolicíaH50

Y ahora nos preguntamos: ¿Nos podrían denunciar por estacionar nuestro vehículo en otra plaza reservada para otros colectivos como mujeres embarazadas o familias con niños? En este caso la respuesta es no, ya que dichas señales no se encuentran reguladas en el RGC ni en la LSV. En este sentido, sólo nos quedaría apelar al civismo y a la buena fe, ya que también es una obligación comportarnos como buenos ciudadanos.

No obstante, los responsables del centro comercial, a través de sus vigilantes de seguridad, podrían invitarnos a deponer nuestra actitud y conminarnos a cumplir las normas internas. De no ser así, unas de las medidas que podrían adoptar los responsables de las instalaciones es expulsarnos. Para ello podrían requerir incluso al auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Versiones contradictorias

En muchas ocasiones, el cruce de leyes y las diferentes normativas conlleva a situaciones de difícil interpretación, y más cuando ésta se hace desde un punto de vista muy restrictivo. El agente de policía no tendrá más remedio que actuar conforme a su particular interpretación, pudiendo llegarse a situaciones de cierta arbitrariedad.

@Seguridaddeacoruna

Hay quien entiende que los agentes competentes en materia de tráfico no pueden desplegar su facultad sancionadora en un recinto privado (a veces incluso ellos mismos), aunque a él accedan un número indeterminado de usuarios. Entonces, nos preguntamos por qué en las inmediaciones de los aeropuertos (como Madrid-Barajas o el de Málaga),  cuyo área depende de AENA, acude la Policía Local, con talonario en mano, con el fin de hacer cumplir las normas reguladoras de estacionamiento, entre otros menesteres.

Atendiendo al artículo 86 de la LSV, el procedimiento sancionador dará inicio mediante denuncia de los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico, que tendrán obligación de ello, y podrá incoarse ante la denuncia voluntaria del cualquier persona.

Conclusiones

Independientemente de posibles sanciones o no, el civismo y la empatía deben primar a nuestros intereses o comodidades. El respeto de las normas es un pilar fundamental en el cual se debe sustentar la necesaria convivencia entre las personas.

Otros artículos relacionados

El fraude de las tarjetas de estacionamiento para personas de movilidad reducida

¿Puede la Policía Nacional multar?

¿Se puede ir la cárcel por exceso de velocidad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here