Suplantación de identidad en Redes Sociales

0
586
Comparte ese artículo

¿Has sido víctima de un robo de identidad en Facebook en tu red social? La suplantación de identidad en redes sociales no son hechos aislados. Se trata de la actividad de hacerse pasar por otra persona con la intención de obtener un beneficio.

Esta tipología delictiva parte de varios orígenes: Apropiación del DNI, creación de perfiles falsos o phising.  Puede que se trate de personas conocidas o de un ataque informático, el caso es que ante la mínima sospecha de que nuestro perfil haya sido hackeado, se recomienda a los usuarios que traten de recuperar el control de sus cuentas cuanto antes, realizando capturas de pantalla y de enlaces a los comportamientos anómalos para proceder a denunciar los hechos ante las autoridades.

La suplantación de identidad puede ser referida a la detección de un perfil cuyos datos (nombre y fotografía) son idénticamente iguales. En este caso, todavía no se ha cometido un ilícito penal propiamente dicho. El delito surge en cuanto ese perfil procede a agregar amigos o familiares, entablando conversación con dichos usuarios en las que se hace pasar por quien no es.

En este supuesto estaríamos ante un delito de usurpación de estado civil, según recoge el artículo 401 del Código Penal, que condena al reo a pena de cárcel de 6 meses a 3 años.

¿Cómo proceder ante una suplantación de identidad?

Lo primero que debe realizar el usuario es recopilar pruebas de los hechos, ya sea por captura de pantalla de imágenes o conversaciones así como copiando la URL.  Se recomienda también  proceder al cambio de contraseñas e iniciar los trámites con la red social afectada según la opciones que plantea al afectado por suplantación de identidad.

A continuación ofrecemos los enlaces de varias redes sociales donde encontrar información sobre nuestro caso y dar cuenta del mismo.

Facebook / Twitter / Badoo / Google+

Los casos más comunes de suplantaciones de identidad suelen derivar en acoso a una persona, sexting (chantaje relativo a no difundir imágenes privadas a cambio de un previo pago), compras ilegales o simplemente la intención de conseguir información para vendérsela a un tercero.

En todo caso, una vez detectado el problema, el usuario debe dirigirse a las autoridades e interponer la correspondiente denuncia.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here