Comparte esta noticia
Los tres detenidos son miembros de una misma familia rumana y retuvieron a la menor de 15 años durante un año en Valdestillas.

Los autores, entre ellos un menor de 16 años, se habrían llevado a una menor en Santander para retenerla contra su voluntad en Valladolid.

Allí a la menor la sometieron a malos tratos y agresiones sexuales que acabaron provocando un embarazo.

La Guardia Civil localizó a la menor, también de origen rumano, en la estación de autobuses de Tordesillas (Valladolid). En ese momento tuvieron conocimiento de la situación de la menor, por lo que comenzaron una investigación.

Estación de autobuses de Tordesillas.

Tras lograr contactar con el padre que estaba en Rumanía, contó que una familia rumana, se llevó a su hija contra su voluntad. Desde entonces no había tenido más noticias sobre ella.

El padre no puso ninguna denuncia por miedo a represalias.

Los autores, se llevaron a la joven desde Santander a Valdestillas. El objetivo era que fuera novia de un miembro de la familia, también menor.

La menor fue obligada a mantener relaciones sexuales con el menor de la familia. Fruto de las relaciones ha tenido un hijo que tiene ahora dos meses.

La madre del menor sometió a malos tratos a la víctima. También la amenazó durante el año y tres meses que estuvo retenida contra su voluntad.

Los detenidos tienen 38, 36 y 16 años, estando investigado una cuarta persona de 41 años.

Se les imputa los delitos de detención ilegal, agresión sexual y malos tratos en el ámbito familiar.

Tanto la menor, como su hijo de dos meses están bajo la tutela de los servicios sociales de la Junta de Castilla y León.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *