Una menor intenta suicidarse tras ser violada en Murcia

1
118
No le quiso contar en un principio a su madre que la habían violado, porque a ella también sufrió una violación y no quería que sufriera.

La menor tardó meses en contárselo a su madre, porque le ocurrió lo mismo cuando era joven y no quería que sufriera reviviendo los hechos. Finalmente acudió junto con su madre a la Guardia Civil a interponer la correspondiente denuncia.

A raíz de los hechos tuvo intentos de autolisis (suicidio), por lo que tuvo que recibir asistencia psicológica y psiquiátrica.

Según refleja el relato de hechos probados de la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia:

Los hechos ocurrieron en torno a las cuatro de la madrugada, cuando un joven de 20 años abordaba a la chica de 16 a la salida de la discoteca. En un primer momento la dijo que quería hablar con ella, por lo que se alejaron de la discoteca.

No quería hablar, la violó analmente.

La chica rechazó al joven cuando intentó besarle, por lo que él la agarro y se la llevó más lejos, donde nadie podía verlos.

La colocó de cara a la pared y le bajó los pantalones y las bragas, obligándole a inclinarse hacia delante.

La penetró el ano, mientras ella lloraba y gritaba, hasta  que una vez finalizada la penetración se marchó del lugar.

El autor pasará siete años en la cárcel y siete más de libertad vigilada. Deberá indemnizar además a la víctima con 10.000 euros por daños morales y no podrá acercarse ni comunicarse con ella durante el período de diez años.

La sentencia confirma que «la violencia ha sido perfectamente acreditada atendiendo a las manifestaciones de la víctima» y a los exámenes forenses.

«A ello se une la afectación grave que la agresión sexual ha tenido en la vida de la menor, con cambios vitales significativos a nivel personal (se volvió retraída, con incidencia en sus estudios), de relación e integración social (se generó desconfianza en sus relaciones interpersonales, especialmente con los varones), de sufrimiento físico (sangrado anal) y emocional (modificaciones en sus relaciones familiares, cambios de humor y de ánimo, angustia, sufrimiento psíquico, intento de autolisis, recrudecimiento de algunas adicciones (alcohol)»

La sentencia continúa «Pero también se ha visto afectada su intimidad y dignidad como mujer, con repercusión en sus relaciones más cercanas, familiares (generándose un plus de sufrimiento a la madre, frente al cual la menor se resistió inicialmente a comunicárselo a ésta para que lo supiera y ayudara, lo que acrecentó su propio sufrimiento personal) y afectivas (su entorno de amistades se ha visto alterado, sus relaciones con su novio se han visto afectadas, aunque continuaría con él la relación). Presentando trastorno de estrés postraumático, además de referir la víctima que todavía perduran molestias cuando va al baño», subraya la Audiencia.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here